loader

QUE SE DISTRIBUYA GASTO PÚBLICO EQUITATIVAMENTE A ESTADOS Y MUNICIPIOS: EDGAR ADRIÁN HERNÁNDEZ MÁRQUEZ

  • “Estamos de acuerdo en que se erradique la corrupción en el ejercicio del gasto público, pero también que éste se distribuya de manera proporcional”. 
  • Quisiéramos reconocer a la cuarta transformación como un estado de bienestar que incluya a estados y municipios como parte de la federación. 

En el marco de la celebración del CXI Aniversario de la Revolución Mexicana, el alcalde Edgar Adrián Hernández Márquez, afirmó que la centralización de la vida pública del país es cada vez más evidente y trastoca la vida nacional.

Durante la ceremonia celebrada en el auditorio del Edificio Anexo a la Presidencia Ing. Armando Portuguez Fuentes, el edil señaló que el Poder Ejecutivo Federal se autodenomina “Gobierno de México”, dando una señal clara de centralismo en la vida del país, minimizando las otras funciones del estado y de los otros órdenes de gobierno.

Ante integrantes del cabildo, directores y jefes de área de la administración 2019-2021, precisó que hoy que se recuerda la fecha de inicio de la revolución mexicana también se recuerdan los beneficios que trajo consigo tales como mayor justicia social en el campo y en la ciudad, el reparto agrario, la seguridad social y vivienda, dejando atrás los signos de la explotación del porfiriato.

Sin embargo, hoy también damos cuenta que el gobierno federal pretende separar la política de la economía para construir “un pretendido estado de bienestar, que procuraría atender primero a los pobres, mediante programas de asistencia social, que la verdad, son discrecionales y electoreros”.

El alcalde dijo que esos planes nacionales vienen impregnados de una rígida austeridad, priorización de los programas de asistencia social y disminución de los presupuestos de los poderes legislativo y judicial, así como de órganos autónomos y supresión de rubros de gasto municipal.

“Un solo poder del gobierno federal manda sin equilibrios y minimiza los gobiernos estatales y municipales, acabando de facto con el federalismo e incluso socavando órganos autónomos cuyo fin es darle equilibrio a la vida social, económica y política de nuestro país”.

Aseguró que el régimen constitucional vigente es claro al precisar que el Gobierno de México es federal, estatal y municipal; y los poderes del estado son el legislativo, el ejecutivo y judicial, por lo que el presidente de la república es sólo jefe del poder ejecutivo federal, sin que se pueda entender que es el titular del Gobierno de México, porque México es una federación donde coexisten tres niveles de gobierno equilibrados por órganos autónomos.

“Todos estamos de acuerdo que la austeridad es necesaria y que nadie está en descuerdo en que se combata la corrupción en el ejercicio del gasto público, pero también es de sentido común que el gasto público se distribuya de manera proporcional y justa entre los estados y municipios, sin importar ideologías políticas”. 

México no debe dirigirse a la construcción de una dictadura, luego de que con sacrificio construyó un sistema democrático que permitió legitimar a quienes hoy ostentan el poder, pues no sería válido que después de ello se mine y estrangule a la autoridad electoral, árbitro de las batallas electorales; se constriña al voto vía programas de asistencia social; se persiga a los opositores políticos y luego se convoque a elecciones, porque todos sabríamos el resultado, y esa no es la democracia que merece nuestro pueblo.

En el futuro queremos reconocer la transformación que hoy se pregona desde el poder nacional, si como un estado de bienestar, pero que no olvide que México es una república, representativa, democrática, federal y laica, donde los estados y municipios son también parte del Gobierno de México.